viernes, 12 de diciembre de 2014

Bizcocho de mermelada de sidra // Cider jam cake

Sidra, esa fantástica bebida típica del norte de nuestra Península. En mi viaje por Asturias este verano descubrí esta mermelada de sidra en una de mis tantas visitas a tiendas de productos típicos gastronómicos. Indudablemente sabe a sidra, tiene un sabor fuerte e incluso puede degustarse el sabor del alcohol. No está nada mal y por ello, aparte de tomarla sobre una rebanada de pan tostado, decidí utilizarla para preparar un bizcocho.

¿El resultado? Un bizcocho con gusto a sidra que volveré a cocinar en cuanto tenga un ratito. Si tenéis la oportunidad de encontrar una mermelada de sidra, os invito a prepararlo. ¡Muy recomendable!




INGREDIENTES

-125 gr. de azúcar
-2 huevos medianos
-115 ml. de aceite
-125 gr. de mermelada de sidra
-210 gr. de harina para repostería
-Una cucharadita (de café) de levadura química o polvo de hornear
-50 ml. de leche


PREPARACIÓN

Precalentamos el horno a 180ºC. 

En un bol echamos el azúcar y los huevos. Batimos con las varillas de la batodira a máxima potencia durante 5 minutos. Es importante mezclarlo muy bien durante un rato para que quede una masa espumosa y con volumen.




A continuación vamos añadiendo el aceite poco a poco, haciendo que caiga en un chorro muy fino y a la vez seguimos batiendo con las varillas, pero ahora a velocidad baja para que se integre poco a poco.


Después añadimos la mermelada y batimos con las varillas hasta que quede una mezcla homogénea, sin grumos.

Tamizamos la harina junto con la levadura y la incorporamos a la mezcla. Batimos a baja potencia. A medida que la harina se vaya integrando costará más trabajo ya que la masa será muy densa, por ello, llegado este momento, le añadimos la leche cucharada a cucharada, batiendo, hasta que se termine. 







La masa deberá quedar densa, pero debe resbalar al volcarla.
video


 Engrasamos un molde con un poco de aceite y lo espolvoreamos de harina. Vertemos en él la mezcla que hemos conseguido. 

 


 Lo metemos en el horno, a altura media y temperatura entre 180ºC y 190ºC. Lo dejaremos entre unos 40 minutos y una hora y cuarto. Dependerá de la forma que tenga el molde. Si el molde tiene forma de corona, es decir, es circular con agujero en medio, tardará menos en cocerse por dentro que si es rectangular o circular, pero sin agujero. Para asegurarnos, lo iremos vigilando y lo pincharemos para asegurarnos de que sale limpio.





Desmoldamos, dejamos que se enfríe y listos para degustar. 



 Bon appétit

1 comentario :